Viajes en familia por la Patagonia.

DSCN5632Somos una familia viajera. Cuando salimos a la ruta, desplegamos los mapas e insinuamos un posible recorrido que pocas veces cumplimos. Sin reservas previas de alojamiento, sin un compromiso formal de fecha de llegada con amigos, esa línea marcada se va diluyendo a medida que avanzamos y de esa manera, conocemos lugares maravillosos que quizás no estaban previstos en un principio. Sólo sabemos que el rumbo es el sur… y patagónico.

Elegimos como destino a la Patagonia; enorme, extrema, nos gusta su naturaleza generosa y violenta, colmada de situaciones límites que nos enseñan a ser más tolerantes y a tener paciencia. Las distancias son tan largas que hay que saber esperar y de esa forma aprendemos a disfrutar el momento. Las ansiedades y la velocidad son cosas que hay que dejar a un lado para poder disfrutar de cada experiencia que vamos viviendo.

El Corte Blanco, en las vías de La Trochita, a pocos kilómetros de Ingeniero Jacobacci.
El Corte Blanco, en las vías de La Trochita, a pocos kilómetros de Ingeniero Jacobacci.

En la Patagonia nos encontramos en la costa con sus playas inmensas, el océano de un azul infinito, las mareas con una diferencia de pleamar y bajamar que impresiona y en pocas horas, el mar sorpresivamente inunda todos los resquicios de arena. La estepa tan abarcativa, tan inmensa, tan distante, llena de vida y de colores, amarillos, grises, ocres, en donde los guanacos corren en libertad a pesar de los alambrados, las mulitas escavan sus hoyos y las ovejas disfrutan el terreno desestimando el frío del invierno. La cordillera con sus majestuosas cumbres nevadas, el aroma intenso de sus bosques, el azul profundo de sus lagos y sus cielos límpidos que estallan en colores al atardecer atravesados por el vuelo magestuoso de los cóndores.

Recorremos miles de kilómetros. Cuanto más lejos nos vamos, más bajamos el ritmo de nuestros días ciudadanos y más patagónicos nos tornamos. Paramos en tranqueras que nos llaman la atención, en alguna playa a juntar caracoles, junto a un barco encallado a desentramar su historia de naufragios, frente a un lago para contemplar.

Un fogón en el Valle del Manso.
Un fogón en el Valle del Manso.

Cada día que pasa lo anotamos en nuestra bitácora de viaje que terminará siendo un nuevo libro. Conocemos gente y charlamos entendiendo los tiempos del otro. Mientras compartimos un buen mate, surgen anécdotas, historias, enseñanzas, las miradas son intensas, nos hacen invitaciones y hasta nos piden que les tejamos algo con nuestras lanas de viaje. Cada integrante de la familia colabora con alguna parte del próximo libro y con los diseños de las nuevas lanas. Todos sacamos fotos, recordamos momentos, escribimos, ovillamos y desenredamos las madejas, compartimos en familia.

Nuestra camioneta va cargada de libroslanas. Cada vez que alguien se queda con alguno de ellos, ayuda a sumar kilómetros a nuestra aventura, junto con la solidaridad y la buena onda de la gente. Recibimos la invitación a dormir en el jardín de una casa bajo un cielo patagónico lleno de estrellas, compartir un cordero con gente que amablemente brinda su tiempo para la charla o pasar una tarde completa refugiándonos de la lluvia en la proveeduría de un camping agreste. Estas y otras tantas cosas, suceden mientras vamos paseando por el mapa.

Una playa en Tierra del Fuego.
Una playa en Tierra del Fuego.

La computadora, internet y los celulares, son lujos que pierden vigencia en estos lugares apartados, donde a por momentos ni siquiera hay agua corriente, electricidad o gas de red. El aburrimiento se disipa porque siempre hay algo para hacer: buscar leña, hacer un fuego, juntar agua para cocinar, explorar, investigar, inventar juguetes usando los materiales que brinda la naturaleza o simplemente sentarse a cultivar el arte de la contemplación.

Viajar en familia por la Patagonia, escribir un libro y tejer lanas combinando muchísimos colores y diferentes texturas, es lo que nos gusta hacer, mientras proyectamos nuestras experiencias por las rutas infinitas con ratos de vida en la gran ciudad.

Conocenos y comunicate con nosotros en nuestro blog www.librosdeviaje.com.ar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s