El espíritu de las carreras de regularidad.

Prólogo de nuestro libro Regularidad.

fiat800spiderUna carrera de regularidad es la idea romántica de luchar por algo inmaterial. Se corren para competir contra el tiempo pero sin intentar ganarle, en todo caso para igualarlo a la centésima de segundo. Están concebidas para disfrutar de autos de más de treinta años de antigüedad, plagados de inconvenientes mecánicos, difíciles de manejar, imprecisos en sus relojes, austeros en comodidades, de andar lento y que requieren de un cuidado supremo; pero que ronronean el sonido de sus poderosos motores debajo del capot, pasean su elegancia en detalles sofisticados, exhiben líneas puras de diseño, despliegan su personalidad y todo su carácter, manifiestan la mano exquisita de su diseñador y difunden los aromas maduros de los materiales nobles de sus interiores. Cada prueba implica un desafío personal, un trabajo en equipo, una precisa estrategia, cálculos matemáticos y mentales. Se lucha contra uno mismo, contra los elementos mecánicos, el clima, la resistencia, la obsesión de superarse; contra el paso del tiempo en todo sentido.
parquecerradoTodo esto se hace porque sí, para jugar, como cuando éramos niños y no había un motivo específico para cada una de nuestras acciones; simplemente porque es divertido. Las carreras de regularidad carecen de un rédito económico, no se entregan grandes trofeos, difícilmente aparezca la foto del ganador en los diarios, los festejos se diluyen al cabo de la entrega de premios y se publican sólo unas pocas estadísticas de los ganadores de cada edición en los clubes de autos antiguos. En la ruta se corre sólo, sin tribunas ni espectadores, pero con el sonido de las bocinas de los autos particulares. Salvo unos pocos curiosos que se acercan al parque cerrado y ocasionalmente los familiares o amigos, la compañía se concentra en las tripulaciones y autoridades de la carrera. Pero a cambio, cada vez que saques el auto y viajes hasta el centro del pueblo en donde hace base el rally, una multitud se acercará a mirarlo.
En este mundo tan sofisticado, donde lo material parece querer destacarse frente a las cosas importantes, hacer algo por el simple hecho de alimentar la pasión, sin más pretensiones que la de sonreír a carcajadas y superarse a uno mismo gracias a la participación de los demás, es lo que le da el verdadero valor a la vida.

Si te gustan los autos, esta es una buena opción para subirte a uno de ellos y disfrutar de una buena carrera. Conseguilo haciendo clic aquí.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s