Trineos en la nieve

nieveSiempre que haya una pendiente, será posible deslizarse barranca abajo. Pero cuando no hay un centro de ski cerca, es necesario agudizar el ingenio. Con tan sólo algunas viejas cámaras de auto bien infladas, la diversión puede estar al alcance de tus manos. Contado por Tomás a sus 10 años en su libro “Una vuelta por la Patagonia”, una nueva historia de Libros de viaje.

publicado en Tripin Argentina el 28/7/2015 |  ver nota completa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s