Chamonix, tierra de escaladores y alpinistas.

chamonixLa palabra Chamonix es sinónimo de escalada y quizás hasta signifique algo por el estilo. Es que el valle es una fuente de inspiración para cargar energía y animarse a las pendientes más abruptas de los Alpes. Aquel que quiera graduarse como escalador o perpetuarse en el arte de trepar montañas como si fuera una cabra, no puede dejar de intentarlo en los alrededores de este hermoso poblado francés.

Seguramente el Mont Blanc se levantó allí inspirado por las bellezas que hay en los alrededores, pero su fisonomía tan esbelta a la distancia, poco espacio deja a los escaladores que se animen a enfrentarla. La montaña es una de las más difíciles de Europa y la meca de muchos que desean poner un pie en su cumbre. Para ello necesitarán de toda su destreza y un gran entrenamiento en los cerros circundantes.

Al caminar por sus calles se puede respirar un aire de montaña más allá del viento que baja de los alrededores. Cada sitio en donde uno se detiene está relacionado con el entorno y a sus espaldas se levantan paredes descomunales de roca sólida que desprenden majestuosos glaciares y campos cubiertos por la suave gramínea de un color verde único en el mundo.

chamonix
Foto: Paul Nash

Los teleféricos que surcan el aire son un gran atractivo de la zona. Quienes no dominen la técnica de escalada libre o aquellos que sufran de vértigo si están pegados a una pared vertical a más de 200 metros de altura, los pueden tomar como una alternativa rápida para acceder a los flancos de las montañas y desde allí observar a los más intrépidos en su derrotero hacia la cima.

Un paseo por sus calles nos mostrará la variedad arquitectónica del valle, descubriendo hoteles tradicionales, iglesias y capillas protestantes con varios siglos de antigüedad, palacios de la “belle époque”, granjas tradicionales de madera con tejuelas rústicas que muestran el tiempo que cargan sobre sus paredes, fachadas del tipo “art decó” y construcciones modernas que dan cuenta de su desarrollo a través de los años. Los bares extienden sus mesas a la calle los días de sol, para disfrutar de las mejores vistas de los Alpes. La calidez de su gente y de aquellos extranjeros que circulan libremente en busca de aventura es notable.

chamonix
Foto: Lite
chamonix
Mont Blanc
chamonix
Caminata por el glaciar

Su historia se remonta a 1770 cuando abrió sus puertas el primer albergue que daba alojamiento a los pioneros que intentaban dominar las difíciles alturas de los cordones circundantes. Poco a poco las cimas fueron holladas por intrépidos escaladores hasta conseguir en 1786 la cumbre del Mont Blanc, ícono de todas las montañas, forjando el destino de esta pequeña aldea de montaña. Finalmente con el ferrocarril en 1901 y la realización de los juegos olímpicos en 1924, llega la consagración de esta pequeña población que fue creciendo hasta nuestros días.

– – –

Seguinos en nuestro blog |  facebook | twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s